La ministra de Turismo, Reyes Maroto, ha visitado este martes el espacio de Cantabria en Madrid Fusión junto a la consejera de Educación, Formación Profesional y Turismo, Marina Lombó, y ha elogiado la calidad de los productos cántabros.

Ambas han coincidido en destacar la importancia de la gastronomía como uno de los pilares fundamentales para atraer «turistas internacionales» y su contribución a crear «marca España» aliada a la calidad fuera de nuestras fronteras.

Maroto, que ha estado acompañada de la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver, ha girado la visita al espacio un día después de su toma de posesión, celebrada ayer en Madrid y a la que asistió la consejera cántabra.

Durante su paso por el restaurante ‘Cantabria Infinita’, según ha informado el Gobierno regional, la ministra ha recordado su vinculación con Cantabria, el lugar donde discurrieron, ha dicho, «los veranos de mi niñez».

Por su parte, Lombó ha asegurado que la gastronomía cántabra se ha convertido en «una gran aliada para internacionalizar nuestro turismo y atraer viajeros fuera de temporada».

Lombó se encuentra estos días en Madrid Fusión para apoyar a los chefs de la región que atienden el restaurante ‘Cantabria Infinita’ instalado por su departamento en este encuentro para promocionar la cocina y los productos cántabros.

Allí, ha ensalzado que «una buena gastronomía aporta valor a un destino y Cantabria es ya, por derecho propio, una de las regiones con mayor nivel y oferta de experiencias gastronómicas».

También ha destacado la buena calidad de la materia prima y el trabajo de los cocineros y restaurantes regionales, que conforman «un binomio que permite disfrutar de la buena mesa y conocer nuestro territorio y nuestros paisajes a través de la comida».

«Estamos en un momento clave para el sector y el Gobierno de Cantabria va a seguir trabajando para conseguir un mayor grado de excelencia», ha reiterado la titular de Turismo.

Lombó ha concluido señalando que el restaurante ‘Cantabria Infinita’ en Madrid Fusión es «la mejor muestra para comprobar las excelencias de la mesa cántabra y la mezcla de guiños tradicionales y vanguardistas que caracterizan a la cocina regional».