Según estudios realizados sobre este tratamiento, la colocación de un implante dental es la opción más duradera y válida a la hora de reponer una pieza dental. Pero ¿sabes qué problemas pueden devenir a raíz de la colocación de un implante dental? Desde la Clínica dental Pilar Garrido, equipo especializado en implantes dentales en Madrid, nos responden esta y otras interrogantes.

Siendo uno de los tratamientos más populares en los dentistas desde hace varios años, no siempre es viable una vez colocado o se produce un rechazo por parte del organismo.

Los implantes dentales simulan la raíz de un diente o molar artificial y se ajustan fijando un tornillo al hueso de la mandíbula o maxilar, de modo que es prácticamente idéntico al del diente faltante. La tasa de éxito de un implante dental es cercana al 95% a los 13 años de colocación.

Una vez colocados, pueden surgir problemas con el implante dental, especialmente durante la fase de cicatrización. Suele estar asociado a alguna de estas causas:

-Infección postoperatoria.
-Porque hay poco hueso para la retención del mismo.
-Debido a una incorrecta colocación del implante dental.

Si vas a optar por un tratamiento con implantes dentales, debes saber que cuando fracasa en etapas avanzadas, suele deberse a sobrecarga del mismo, o por periimplantitis.

Factores como el tabaquismo, por ejemplo, afecta negativamente a la asimilación del implante por parte del organismo, ocurriendo igualmente con el consumo de drogas o alcohol, especialmente durante el proceso de osteointegración del mismo.

Otra causa de rechazo puede ser la diabetes, ya que incide sobre el estado de salud bucal acortando la duración de los implantes dentales, aunque el principal problema suele estar relacionado con la cantidad y calidad del hueso al que se va a fijar el implante. Si no existe suficiente hueso en el área, el implante dental no se fijará bien.

La clínica dental en madrid Pilar Garrido, nos aconseja cuidar el cepillado después de consumir alimentos, usar regularmente el hilo dental y realizar las visitas periódicas al dentista tras la colocación del implante, para el mantenimiento de los mismos y prolongar su vida funcional.