La organización del Santander Music ha decidido aplazar la duodécima edición de este año a agosto de 2021 debido a la pandemia provocada por el coronavirus, ya que las restricciones que establecen las autoridades sanitarias para la nueva normalidad «afectan claramente a la viabilidad» para desarrollar el festival con las condiciones y estándares necesarios.

Así lo ha anunciado la organización en un comunicado, en el que ha indicado que su propósito es que el cartel para el próximo año cuente con todos los artistas que ya estaban anunciados para los días 6,7 y 8 de agosto de 2020, «siempre que sus agendas lo permitan».

Para quienes ya habían comprado las entradas y abonos para acudir al festival este verano, existe la posibilidad de mantenerlos, ya que seguirán siendo válidos en las mismas condiciones para la siguiente fecha de forma automática. No obstante, también se ofrece el reembolso del valor de la entrada dentro de los plazos establecidos por la ley para quienes no puedan acudir.

Aquellos que quieran solicitar la devolución pueden hacerlo escribiendo a entradas@wegow.com, indicando la dirección de correo electrónico con la que se ha hecho la compra.

La organización ha asegurado que durante estas semanas de confinamiento no ha parado de «pensar con optimismo» en la edición de 2020 y ha seguido trabajando en las tareas necesarias para su celebración, ya que «en ningún momento» había descartado «seguir luchando» para que se llevara a cabo siempre que se pudiera garantizar la seguridad del público, artistas y equipo humano frente al Covid-19.

Sin embargo, finalmente han considerado que el aplazamiento del evento al próximo verano es «la única opción que permite salvaguardar la esencia de Santander Music tal y como todos lo conocemos».

«Lo sentimos por nuestro público, por nuestros artistas y por nuestros equipos; también por la larga lista de oficinas, proveedores, foodtrucks, diseñadores, técnicos, patrocinadores, medios, etcétera, que llevan más de una década haciendo posible el desarrollo del festival», así como por su colaborador Arte Santander, que también ha visto pospuesta su edición, y por la propia ciudad, que «perderá parte de las citas de su programación cultural en una de las épocas de mayor impacto económico», ha lamentado la organización.