El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y la vicepresidenta del Gobierno y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, Eva Díaz Tezanos, participaron el viernes en Santoña en la inauguración de la XIX edición de la Feria de la Anchoa y de la Conserva.

En su intervención, Revillla realizó una apasionada defensa de la anchoa, un producto que ha de ser «patrimonio de la humanidad» y que es el que más y mejor «identifica a Cantabria». Para el presidente, el «saber hacer» de hace cien años y una materia prima como el bocarte del cantábrico, que hay que «identificar y cuidar», hacen de la anchoa «un producto de «valor irreversible» y «único en el mundo».

Revilla dió la bienvenida a los numerosos visitantes de diversos lugares de España que ya desde el primer momento visitaban la Feria, una de las citas obligadas con la gastronomía de Cantabria que tiene lugar hasta el martes 1 de mayo, en la Plaza San Antonio.

Está organizada por el Ayuntamiento de Santoña con la colaboración de la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación, la Oficina de Calidad Alimentaria (ODECA) y la Cofradía de la Anchoa de Cantabria, permite acercar al público a uno de los mayores valores gastronómicos de la Comunidad Autónoma, la anchoa y su elaboración, a través de la venta, catas, talleres de elaboración artesanal, de cocina o concursos, entre otras actividades.

Estuvieron también presentes en la inauguración, el consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria; el alcalde de Santoña, Sergio Abascal; el secretario general de Pesca Marítima del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Alberto Manuel López-Asenjo; la directora general de Pesca y Alimentación, Marta López, y el Patrón Mayor de la Cofradía de la Anchoa de Santoña, Tino Sampedro, entre otras autoridades locales y regionales.

Igualmente, asistieron los consejeros de Presidencia y Justicia, Rafael de la Sierra; de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota; de Educación, Cultura y Deporte, Francisco Fernández Mañanes, y el de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín.

Esta Feria es, para el alcalde, una cita «plenamente consolidada» como «un espacio de culto de un producto gourmet que está al alcance de todo el mundo o casi todo el mundo». Para Abascal es también «un lugar de encuentro entre el pasado, el presente y el futuro, así como con la historia de la Villa».