El vicepresidente del Gobierno de Cantabria, Pablo Zuloaga, entregó ayer a Sara Baras el premio ‘La Capitana’ tras presentar en la sala Argenta del Palacio de Festivales su espectáculo ‘Alma’.

Este reconocimiento, creado por el Gobierno en homenaje a Carmen Amaya, se entregará cada 19 de noviembre, coincidiendo con la fecha del fallecimiento de la bailaora barcelonesa, cuyos restos mortales se encuentran en el cementerio de Ciriego en Santander desde 1970.

Zuloaga entregó el galardón a Sara Baras «por todo su arte y toda su magia», y lo hizo reivindicando el nombre de las grandes mujeres el arte, al igual que Baras agradeció que se recuerde con este premio a Carmen Amaya, una de las «grandes maestras».

«Si ya de por sí tengo un cariño especial a esta tierra, ya me ha ganado», afirmó, destacando el «orgullo» que todos los flamencos sienten por Amaya, que tanto les ha enseñado «no solo de baile sino como mujer valiente y que rompió moldes». «Ella es la jefa, la capitana y lo llevamos con orgullo», sentenció la artista.

Zuloaga explicó que este premio quiere devolver a Carmen Amaya parte de «todo el arte que ella entregó al mundo a través del flamenco», y aseguró que el Palacio de Festivales es «un lugar que quiere que el nombre de las grandes mujeres de la historia del arte perviva». De hecho, recordó que desde este año la terraza más importante del Palacio lleva el nombre de Carmen Amaya.

Con el espectáculo Alma de Sara Baras se ha cerrado el ciclo de flamenco que comenzó el pasado 7 de noviembre dentro de la programación del Palacio de Festivales, por el que han pasado, entre otros, el guitarrista Ramón Jiménez y las bailaoras Yolanda G. Sobrado y Paula Rodríguez con su espectáculo ‘Rajira’, Manuel Liñán y ‘Pie de hierro’, el Tablao de las Carboneras y el espectáculo de Rafaela Carrasco ‘Ariadna’.

Compartir en: