El Teleférico Mirador del Pas partirá de las inmediaciones de de Yera-La Engaña y llegará a lo alto del Muro de Peñallana.

Las cabinas, una por sentido, contarán con todos los sistemas de seguridad e irán suspendidas sobre dos cables portadores o carriles (de 40 mm de diámetro cada uno) y un cable tractor (de 30 mm de diámetro por cada una de sus 2 vías).

Habrá dos torres intermedias construidas en acero y con estructura de celosía. La primera, de 40-45 metros de altura, estará situada a 835 metros de la estación inferior y a 359 metros de desnivel, mientras que la segunda, de 15 metros de altura, se ubicará a 955 metros de distancia del inicio y a 385 metros de desnivel.

Se proyectan dos estaciones en ambos extremos del itinerario de las cabinas, en donde se concentrarán, además de los elementos de arrastre y sustentación, el conjunto de instalaciones al servicio de los usuarios del teleférico (cafeterías, tiendas, salas de espera y accesos a las cabinas).

Ambas contarán con planta sótano, planta baja y cabrete, con dimensiones de 1.667 metros cuadrados, la inferior, y de 902 metros cuadrados, la superior.

El diseño de las mismas pretende aunar la funcionalidad con la integración en el medio en el que se desarrollan. Así, se contempla en los paramentos exteriores cierres de piedra en diversos aparejos, mampostería y sillerías, siempre en revestimientos;  la madera en algunos paños señalados y también el cristal, con carpinterías de aluminio en colores neutros que no alteren con su brillo o colorido la gama de colores y texturas naturales de la zona.

Por su parte, la cubierta se proyecta en chapa de zinc oxidado que producirá una impresión visual análoga a los tradicionales tejados de lajas de piedra natural, mientras que el interior será de madera y aluminio. La integración de los edificios en el entorno se completa con los elementos de urbanización y la jardinería exterior con plantas autóctonas de la zona.

El futuro acceso al complejo que conformará el teleférico, así como las actuaciones paralelas que puedan establecerse para completar la oferta de atractivos de la zona, partirán de la CA-631, carretera que comunica la localidad de Vega de Pas con el puerto de Estacas de Trueba. En la actualidad, desde esta carretera, que traza el límite de la Comunidad Autónoma de Cantabria con Burgos, parte un camino de acceso a la Estación de Yera, perteneciente al trazado del antiguo ferrocarril Santander-Mediterráneo y que nunca llegó a acabarse. Este vial, con una longitud de 752 metros, será acondicionado para poder soportar el tráfico de acceso a la estación y dotado de una plataforma de 5,5 metros de anchura.

Desde la Estación de Yera y hasta la estación inferior del teleférico, un tramo de 2.568 metros de longitud, se adecuará la plataforma de la vía del ferrocarril y se habilitará una calzada para la circulación del tráfico rodado de entre 4 y 5 metros de anchura, que irá adosada a una vía verde rebasable de 2 metros, con lo que se conseguirá una plataforma total de entre 6 y 7 metros de ancho.

El acceso a la estación superior partirá igualmente de la CA-631 y, para ello, se dotará a un camino existente, de 929 metros, de una plataforma de zahorra de 5 metros de anchura.

Asimismo, se proyectan una serie de conexiones que permitirán el acceso a las torres intermedias y a la estación superior para realizar labores de mantenimiento y reparación, tanto en fase de construcción como de explotación. Serán caminos de zahorra para alterar lo menos posible el paisaje.

Finalmente, se dispondrán dos aparcamientos para vehículos. El primero, de 150 plazas, se situará frente a la Estación de Yera, en el inicio de la vía verde. Éste, además de propiciar un acceso a pie para quienes estén interesados en esta posibilidad, servirá igualmente de recurso en caso de congestión del segundo aparcamiento, de otras 150 plazas, que se situará en el entorno de la estación inferior y contará con plazas para minusválidos y para autobuses.

Dejar respuesta