El ‘Gordo’ del Sorteo Extraordinario de El Niño, el 19.570, ha caído en Laredo, donde en principio se habría vendido un único décimo de este número, dotado con 2.000.000 de euros por serie 200.000 euros el billete, a un vecino de la villa, probablemente nacido en el año 1957.

Se ha distribuido en máquina, durante la Navidad, a alguien de la villa cántabra, según ha manifestado Alejandro Bustamante, dueño del establecimiento afortunado, de carácter mixto -también es papelería- y ubicado en el número 24 de la calle López Seña de la localidad.

«Tiene que ser -el agraciado- de Laredo, por la cuarentena y el confinamiento», ha razonado, emocionado, el dueño del establecimiento, que ha atendido por teléfono a esta agencia aproximadamente una hora después del sorteo y de conocer la noticia, pues estaba de paseo por el monte, en una zona sin cobertura.

Se ha percatado de que había repartido la suerte cuando ha empezado a recibir llamadas y mensajes en su terminal, como «diez mil», ha expresado.

Haciendo memoria de las ventas recientes, Bustamante cree que únicamente ha vendido un décimo del 19.570. Le «suena» una persona que le pidió un número concreto por una fecha de nacimiento o cumpleaños, y como estaba agotado acordaron poner el cero «por detrás», en vez de «por delante», por lo que se trataría del año 1957.

Es la primera vez que este establecimiento vende un primer premio de Lotería, salvo uno de unos 700.000 euros hace años, y es el segundo o tercer montante más elevado de los repartidos hasta ahora.

Por eso, Alejandro Bustamante ha expresado su alegría y ha deseado que el afortunado lo disfrute, aunque «tenían que haber sido más» agraciados, ha expresado para finalizar.