La Universidad Europea del Atlántico (UNEATLANTICO) iniciado ayer viernes de forma oficial el nuevo curso académico 2018-2019, en el que tendrá 2.000 alumnos y 14 grados, con una llamada a trabajar en un modelo educativo que “favorezca un diálogo intercultural”.

Así lo ha demandado este viernes el presidente del Patronato de UNEATLANTICO, Jesús Arzamendi, durante su lección inaugural de este nuevo curso, titulada ‘Aprovechemos la educación para mejorar el mundo’ y en la que ha pedido un sistema educativo que “promueva el sentido crítico, facilite la superación de estereotipos y motive la capacidad de reconocer y aceptar los valores de otros pueblos y culturas como elementos de un patrimonio global”.

También, Arzamendi ha abogado por “mantener la mente abierta” y no perder nunca la capacidad de “admirar, indagar y conocer” puesto que “el asombro es un estímulo muy motivador”.

En el acto de apertura han asistido, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; la vicepresidenta regional y consejera de Universidades, Eva Díaz Tezanos (PSOE); el preisdente de la Fundación Universitaria Iberoamericana (FUNIBER), Santos Gracia, y el rector de UNEATLÁNTICO, Rubén Calderón, y la alcaldesa de Santander, Gema Igual.

Además, ha asistido el empresario lebaniego Serafín Gómez Pérez, que ha recibido la medalla honorífica de la Universidad Europea del Atlántico por su “colaboración fundamental” en la puesta en marcha e implantación de esta unviersidad en Cantabria.

Así lo ha reconocido el presidente de FUNIBER, que también ha recordado y agradecido públicamente el “apoyo y cariño” que le concedió el entonces presidente del Gobierno de Cantabria, Ignacio Diego, al proyecto de UNEATLANTICO que en ese momento se presentaba y que llegaba a Cantabria con voluntad de “sumar” y de “retener y atraer” talento en y para la comunidad.