El Hospital Universitario Marqués de Valdecilla está reconvirtiendo las plantas inferiores de los antiguos pabellones en nuevos espacios asistenciales para atender los casos de COVID-19 que permitan mantener la actividad no COVID en el resto del centro.

Se trata del plan de reorganización del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, que se prevé esté concluido en diciembre, y que hoy han presentado el vicepresidente regional, Pablo Zuloaga, y el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, durante una visita al centro hospitalario.

El vicepresidente ha explicado que el objetivo de estos nuevos espacios asistenciales es paliar los efectos de la pandemia del coronavirus y reducir sus efectos sobre la presión asistencial hospitalaria.

También ha señalado que estos espacios, con una inversión de 1,2 millones, atienden las necesidades planteadas por los profesionales y demuestran «la capacidad sanitaria de Cantabria para afrontar la incidencia la COVID-19 durante la segunda ola de la pandemia».

Zuloaga ha valorado como «preocupante» la situación epidemiológica actual, refiriéndose al aumento de los contagios, personas hospitalizadas y pacientes en UCI.