La concejala de Medio Ambiente explica que los cuatro puntos limpios móviles registraron una intensa actividad entre los meses de enero y marzo, al recogerse una media de 6.800 kilos de residuos mensuales.
En este sentido, precisa que la ropa fue el residuo más depositado por los vecinos del municipio, con más de 9.100 kilos, seguido de aceites (6.115 litros), pilas y baterías (1.352 kilos) y barcines y pinturas (1.132 kilos).
Tejerina destaca el crecimiento progresivo de este servicio, vinculado al incremento de puntos móviles limpios, que facilita la entrega y gestión de hasta diez residuos contaminantes ya que, junto con los mencionados, también recogen medicamentos, lámparas y fluorescentes, teléfonos móviles, tóner y desechables de impresión, entre otros.

FG_AUTHORS: Ayuntamiento de Santander – Noticia

Leer noticia completa: http://goo.gl/4uD0vd