La organización conservacionista SEO/BirdLife ha organizado para el domingo, 9 de agosto, una actividad para eliminar sedales en el Parque Natural de las Marismas de Santoña y así proteger a las aves acuáticas a las que estos instrumentos de pesca ponen en peligro.   

En concreto, la actividad, enmarcada en el Plan Provoca del Gobierno de Cantabria, está dirigida a prevenir la mortalidad de aves acuáticas que cada año se ven atrapadas accidentalmente en sedales y aparejos abandonados involuntariamente por pescadores.   

Según informa SEO/BirdlLife, la pesca deportiva es una actividad constante que desarrollan varias decenas de pescadores en las orillas del Parque Natural.

Esta actividad, aunque es legal, genera impactos en el parque natural porque los pescadores no retiran los restos de sedales y aparejos generando un peligro para las miles de aves que utilizan este humedal. Son numerosas las aves muertas por ingesta de anzuelos, mortalidad evitable si los pescadores tuvieran cuidado en la práctica de su afición.

Los voluntarios convocados para este domingo colaborarán en la retirada de anzuelos y aparejos, en la limpieza de los lugares donde se concentran los pescadores, y en el reparto de folletos informativos sobre la amenaza que suponen los sedales para las aves acuáticas.

La actividad de voluntariado consistirá en recorrer las orillas y puntos donde se sitúan habitualmente los pescadores a lo largo de la “carretera de los puentes” entre Bárcena de Cicero y Santoña retirando, donde sea posible, sedales y aparejos, e informando a los pescadores sobre el problema y las medidas preventivas que pueden adoptar para evitarlo.

El Parque Natural de las Marismas de Santoña es el humedal más importante del norte de España para las aves acuáticas, es un Espacio Natural Protegido incluido en la Red Natura 2000, al estar declarado ZEPA (Zona de Especial Protección Para las Aves) y LIC (Lugar de Interés Comunitario) y además está incluido en la lista Ramsar de humedales de importancia mundial.