Una veintena de emprendedores santanderinos han desarrollado cuatro proyectos para cambiar el mundo.

Se trata de los participantes en la última edición del Global Service Jam, el evento de Desing Thinking más importante del mundo que reunió durante tres jornadas a más de 2.000 personas de un centenar de ciudades de todos los continentes y al que Santander se sumó, por primera vez, desde su creación en 2011.

Bajo la premisa ‘doing not talking’ o ‘hacer, no hablar’, 21 personas creativas e innovadoras, con diferentes perfiles, necesidades y expectativas trabajaron desde las 18:00 horas del viernes, día 7, hasta las 14:30 horas del, domingo, para dar respuesta al reto propuesto por la organización del evento: el desarrollo de un cubo.

Los participantes en esta actividad, que tuvo lugar en el Centro de Iniciativas Empresariales, en el marco del proyecto Enclave Emprendedor, generaron ideas innovadoras, desarrollaron modelos de negocio, analizaron perfiles de destinatarios y, sobre todo, diseñaron, construyeron y testaron prototipos de productos y servicios para soluciones a problemas globales, todo ello con un marco común: integrar el conocimiento y la experiencia de los participantes y disfrutar construyendo, filosofía que promueve el Desing Thinking.

Tras la presentación del reto y la composición de cuatro equipos de trabajo, los participantes se pusieron manos a la obra para definir la propuesta a desarrollar, los destinatarios del producto o servicio, los problemas que resuelve y los recursos necesarios para hacerlo realidad.

Después de realizar una primera presentación pública de su proyecto y de recoger las aportaciones del resto de los equipos, se empezó a trabajar en la construcción del primer prototipo, que sirvió para testar de nuevo la idea, esta vez sobre y una situación real que sirvió de ejemplo para conocer el funcionamiento y las aplicaciones de cada uno de ellos.

Cuatro proyectos, cuatro ideas

Como resultado final de su participación en el Global Service Jam, los emprendedores santanderinos presentaron cuatro proyectos, con cuatro ideas para cambiar el mundo.

‘Babel Cube’, promueve la destrucción de barreras comunicativas, emocionales y lingüísticas; mientras que ‘Coach Cube’, se basa en la idea de que, para mejorar el mundo, es necesario que, primero, cada persona se sienta a gusto consigo mismo.

Por su parte, ‘My Cube’, consiste en la creación de una tarjeta de presentación virtual y personalizable, que permite que cada destinatario sólo conozca la información que el propietario decida y ‘Help Cube’, un proyecto que pretende dar visibilidad a los proyectos de desarrollo de pequeñas comunidades locales, proporcionándoles recursos para mantenerlos y hacerlos sostenibles a través de la colaboración de empresas, organismos y sociedad civil.

La celebración de este evento, se enmarca dentro de las actividades que se desarrollan en Enclave Emprendedor que abrió sus puertas el pasado mes de noviembre, con el objetivo de dotar al municipio de un espacio gratuito, dinámico y flexible donde compartir conocimiento, proyectos y experiencias, y de generar una comunidad de emprendedores que impulse las relaciones entre personas creativas e innovadoras.