El Teatro Municipal Concha Espina (TMCE) y la sala de exposiciones Mauro Muriedas serán los escenarios de la segunda edición del Ciclo de Microteatro de Torrelavega ‘Micro-T’, que se desarrollará el 19 y 26 de junio y el 2 y 9 de julio.

La concejala de Cultura en funciones, Juncal Herreros, y representantes de la Asociación Cántabra de Empresas Productoras de Artes Escénicas (ACEPAE) han presentado este segundo ciclo, en el que participarán 12 compañías de la región.

Las representaciones, un total de 12, estarán repartidas en tres pases, a las 21, 21:30 y 22 horas, los días 19 y 26 de junio, y el 2 y el 9 de julio. Todas tendrán una duración de entre 15 y 20 minutos y comenzarán a la vez, de forma que se organizarán tres grupos que irán alternándose en cada reproducción. El precio para los tres pases diarios es de 4 euros.

Se trata de una “muestra de nuestro compromiso con la cultura en Torrelavega”, ha afirmado Juncal Herreros, que ha ensalzado que se pretenda “certificar la calidad de las producciones escénicas que se están realizando en Cantabria”.

Con la renovación de esta iniciativa, se busca adquirir una cierta continuidad en el tiempo. “La pretensión final es que el microteatro se convierta en programación habitual dentro del ámbito teatral torrelaveguense”, ha dicho la edil, que ha explicado que, uno de los principales atractivos de este ciclo es la cercanía entre los actores y el público, que se situará a pie de escenario y en grupos de un máximo de 55 personas. Esto, unido a la presencia de un guía de ACEPAE que acompañará a los espectadores, permitirá una “conexión especial con los actores” y “conocer los entresijos y entrañas del Teatro Municipal Concha Espina”.

Para Elena Umlauf, miembro de Malabaracirco, tanto las características como el precio del ciclo, así como el hecho de que nunca se repita la compañía, “hacen muy atractivo este otro tipo de teatro, más cercano e íntimo”. Por su parte, Marta López Mazorra, fundadora de Arte en Escena, ha expresado el “gran entusiasmo” con el que los participantes afrontaban esta segunda edición.