Más de 12.000 personas acudieron el sábado al festival de música Rebujas Rock en el pueblo de San Mateo de Buelna (Los Corrales de Buelna), igualando así las “cifras records de la pasada edición”.   

En una rueda de prensa posterior al festival el presidente de la Asociación Rebujas, Rubén García ha calificado estas cifras de asistencia como un “rotundo éxito” que, a su juicio, “consolidan al Rebujas como un festival referencia en todo el país”.

El grupo astillerense Poetas de Botella, que se encuentra inmerso en si gira del diez aniversario, fue el encargado de abrir el festival.   

Tras los cántabros, le llegó el turno a Desastre que por decimocuarta vez que toca en el festival cántabro y en el que la banda repasó sus clásicos más importantes.

A continuación, el concierto de Desakato consiguió una “masiva  afluencia de público”. El festival se completó con los conciertos de Narco y Non Servium y el grupo de ska-punk Oferta Especial, que fue el encargado de echar el cierre pasadas las 5.00 horas.