El Centro Botín  ha iniciado este martes la colocación de las piezas cerámicas que formarán la “piel” de Centro de Arte y Cultura de la Fundación Botín en Santander.

El edificio oeste ha sido el elegido para empezar a colocar las cerámicas que permitirán percibir el “reflejo de la luz, la bahía y los colores de los jardines”.

Estas novedades han sido presentadas por Iñigo Sáenz de Miera, Director de la Fundación Botín, acompañado de Iñigo de la Serna; Alcalde de Santander. 

La envolvente cerámica, que cubrirá el edificio desde el vientre hasta el techo de los dos edificios del Centro Botín, estará formada por un total de 280.000 piezas circulares y curvas y que, aunque su dimensión varía para adaptarse a la geometría curva del edificio, tienen un diámetro de 15 centímetros.

Las piezas cerámicas, de las que ya se han fabricado el 35%, fue la cobertura “exclusiva” ideada por el arquitecto genovés Renzo Piano que, inspirándose en la texturas del mundo natural, quiso que la fachada del Centro de Arte pudiese “aprovechar estéticamente el reflejo de la luz, captando las diferentes tonalidades que adquiere el cielo y el mar de la ciudad según los cambios meteorológicos”.

En su intervención, Sáenz de Miera ha avanzado que ya se han abierto otros 4.000 metros cuadrados más de los Jardines de Pereda, en los que se han plantado 44 árboles. “Se han movido las vallas y ahora éstas son transparentes, cuando antes eran opacas”, ha destacado. “Ahora la gente va a poder apreciar la integración de los dos volúmenes en los Jardines y percibir la escala del Centro Botín“.

El Director de la Fundación Botín también ha detallado que se ha avanzado en los interiores y en las instalaciones, principalmente del edificio oeste; en el sótano; y en las capas del envolvente del edificio este –junto a la Grúa de Piedra–, en el que restan dos más antes de que comience la colocación de las bandejas.

Finalmente, Sáenz de Miera ha destacado que ya se ha recuperado “el ritmo” de la obra después del “parón” que hubo debido a “un problema” asociado a la construcción de las fachadas de cristal, que se ubicarán en las zonas norte y sur de ambos edificios. Sin embargo, aún no se conoce una fecha oficial para la apertura del Centro Botín, “el cuándo no es lo más importante en casi ningún orden de la vida, en ningún proyecto y seguro que no en el caso del Centro Botín”.

Recientemente, el Centro Botín ha sido catalogado como uno de los símbolos del carácter cosmopolita de Santander, según el criterio de cinco artistas y expertos que analizaron en una conferencia el impacto de este centro de arte.