El Gobierno de Cantabria ha puesto en marcha un proyecto piloto de compostaje comunitario en Mazcuerras, en el que la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social ha invertido 18.000 euros para construir tres plantas de tratamiento de residuos.

La vicepresidenta regional y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, Eva Díaz Tezanos, ha presentado hoy en Mazcuerras esta iniciativa, impulsada a través de la Dirección General de Medio Ambiente y que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Mazcuerras, la empresa pública MARE y la Red Local de Sostenibilidad de Cantabria, coordinada por el CIMA.

En concreto, se han instalado nueve composteras en Villanueva, cuatro en Mazcuerras y una en Ibio para que los vecinos puedan depositar durante los próximos doce meses –período de duración de este proyecto piloto– los restos orgánicos generados en sus hogares para poder generar el compost: un material con importantes nutrientes y minerales para los suelos.

Tras comprobar las nuevas instalaciones, la vicepresidenta regional ha destacado la importancia de un proyecto que “contribuirá a frenar el cambio climático y a impulsar la economía circular en la región, con sus beneficios ambientales, sociales y económicos”.

Además del “esfuerzo” de la Administración para poner en marcha este proyecto, Díaz Tezanos ha resaltado la tarea de concienciación, formación y sensibilización que se va a llevar a cabo en Mazcuerras para que “reciclar restos orgánicos se vea como algo habitual, de la misma manera que se ve el reciclaje de papel, cartón, vidrio y envases ligeros”.

De manera complementaria a este proyecto, el departamento que dirige Eva Díaz Tezanos organiza desde hoy en las distintas localidades de Mazcuerras unas jornadas presenciales de formación específica sobre compostaje, dirigidas fundamentalmente a los vecinos y vecinas de esta localidad.

El objetivo de estas jornadas es instruir en el conocimiento de la técnica de compostaje, la separación de los residuos y atender las posibles dudas que puedan plantearse los usuarios y beneficiarios acerca del proyecto y su desarrollo.