Del 4 al 27 de junio en  en la Plaza Porticada de Santander.

Enmarcada en una peculiar área expositiva de 200 metros cuadrados formada por dos contenedores, la muestra posee una atmósfera autorregulable muy adecuada para el tema. Nada más entrar se pone de manifiesto el carácter didáctico de la misma. Multitud de vídeos explicativos e interactivos inundan el espacio, que se divide en zonas que simulan iglús. Además, cada pocos minutos las luces de ambos contenedores son apagadas para reproducir en sus paredes sendos vídeos sobre la aurora boreal y las ballenas.

Las imágenes en color de Andoni Canela, plasmadas a medio formato en vinilo adhesivo sobre paneles retroiluminados, conforman el grueso de la exposición. A través de ellas el fotógrafo navarro hace un repaso de los ecosistemas árticos, de sus paisajes, sus habitantes, su flora y su fauna. Así, en las fotografías que componen la muestra podemos ver especies tan importantes como el oso polar, el zorro ártico o el charrán, que cada año migra hasta el Polo Sur para retornar en un viaje de 40.000 kilómetros.