El consejero de Cultura, Ramón Ruiz, ha visitado las obras de restauración que llevan a cabo 40 jóvenes de diferentes partes del mundo del nuevo campo de trabajo puesto en marcha por la Dirección General de Juventud para restaurar varias piezas de interés patrimonial de la iglesia de San Juan de Pontones, en Ribamontán al Monte.

Se trata del retablo mayor, obra de Juan Toldano de 1666, tres lienzos de gran formato, y otras piezas de interés patrimonial del siglo XVIII, sobre las que el consejero ha resaltado su importancia. “Siguiendo el camino marcado el año pasado, hemos querido reforzar aquellos campos de trabajo de especial interés como éste de Pontones”, ha explicado.

Ruiz, acompañado por el director general de Juventud y Cooperación al Desarrollo, Jorge Gutiérrez, y el alcalde de Ribamontán al Monte, Joaquín Arco, ha destacado la apuesta de su departamento por los programas de voluntariado juvenil internacional, que han pasado de los nueve campos con 230 plazas del año pasado a 11 con 260 este curso.

El consejero ha explicado que se trata de proyectos que ayudan a los jóvenes a conocer nuevos lugares, países y formas de cultura, así como a conocer, compartir experiencias y colaborar con otros jóvenes de países y realidades diferentes.

Por su parte, el alcalde de Ribamontán al Monte, Joaquín Arco, ha agradecido el esfuerzo de la Consejería por poner en marcha un campo de trabajo en Pontones, ya que, en su opinión, “ayudará a situar en el mapa esta localidad y a poner en valor la gran riqueza artística que tiene esta iglesia”.

El campo de trabajo de Pontones es una de las novedades del programa de la Consejería para el verano, en el que se han ofertado 452 plazas de las que 260 son para jóvenes que participarán en alguno de los 11 campos de trabajo de la región, y los 192 restantes son para jóvenes cántabros que disfrutarán de esta experiencia en el extranjero.

Además del campo de arte y restauración de Pontones, el programa de la Dirección General de Juventud aborda otras temáticas como arqueología, medio ambiente o animación sociocultural. Con motivo de la celebración del Año Jubilar Lebaniego, el programa de este verano incluye un campo de trabajo consistente en una ruta itinerante por el Camino del Norte hasta Santo Toribio de Liébana.

Serán 14 etapas desde El Haya, pasando por Castro Urdiales, Guriezo, Laredo, Noja, Loredo, Puente Arce, Santillana, Comillas, Muñorrodero, Cades, Cicera y Tama. Serán cuarenta las plazas, veinte para españoles y el resto para extranjeros. Se ha reservado una de esas plazas nacionales para cada una de las comunidades autónomas, incluida Cantabria, para que todas ellas estén representadas en la ruta.

Por otro lado, los 192 jóvenes cántabros que participarán en campos de trabajo fuera de la región estarán repartidos por el resto de España y también viajarán a Francia, Alemania, Bélgica, Islandia, Hong Kong, Italia, Kirguizistán, Marruecos, Países Bajos, República Checa, Rusia, Serbia, Taiwán, Turquía, Ucrania y Vietnam.