Se trata de un amplio abanico de propuestas, desarrolladas todas ellas de forma paralela a la actividad docente del centro, con un objetivo común: sacar la música a la calle y contribuir a la dinamización cultural de Santander.
“La Plaza Porticada, la Biblioteca Municipal, Enclave Prontillo, la ETS de Náutica de la UC, la Catedral o el Palacio de Festivales y, como novedad, el Cementerio de Ciriego y la Finca Altamira se convirtieron por unas horas, en algunos casos de forma excepcional, en singulares auditorios”, subrayó la concejala de Educación.
Lavín hizo hincapié en que, un curso más, vecinos y turistas pudieron disfrutar de conciertos, recitales y audiciones musicales, en los que músicos de todas las edades interpretaron obras de grandes compositores, canciones populares de artistas contemporáneos, así como los temas centrales de las bandas sonoras de las grandes películas.

FG_AUTHORS: Ayuntamiento de Santander – Noticia

Leer noticia completa: http://goo.gl/hnn037