El cardenal y arzobispo de Madrid, el cántabro Carlos Osoro, presidirá el acto de apertura de la Puerta del Perdón del Monasterio de Santo Toribio de Liébana, el próximo 23 de abril a las doce del mediodía, momento en el que comenzará oficialmente el Año Jubilar Lebaniego.

La apertura en sí de la puerta correrá a cargo del obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge, que este jueves ha presentado el Jubileo y los actos religiosos que se sucederán durante un año, hasta el 22 de abril de 2018.

Al arranque de la efeméride se espera la asistencia del arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz, y de los otros dos prelados que, junto con el de Santander, forman la Provincia Eclesiástica de Oviedo: Juan Antonio Menéndez (Astorga) y Julián López (León).

Además, se ha invitado al obispo de Palencia, Manuel Herrero, por ser natural de la localidad cántabra de Serdio y hasta hace unos meses vicario general de la Diócesis de Santander.

Asimismo, se espera la asistencia a la apertura de la Puerta del Perdón de los dos últimos obispos que presidieron la Diócesis cántabra: Vicente Jiménez Zamora, ahora Arzobispo de Zaragoza, y José Vilaplana Blasco, actual obispo de Huelva.

También acudirán miembros de la Fraternidad Franciscana que custodia la Cruz del monasterio de Santo Toribio de Liébana, así como su ministro provincial acompañado por el arcipreste de Liébana, Elías Hoyal, y por los sacerdotes de la comarca.

En la celebración participará igualmente la Cofradía de la Vera Cruz, que desde el siglo XII viene custodiando el Lignum Crucis. Y cantará el Coro Filarmónico del Vaticano, dirigido por Pablo Colino, que durante dos días más recorrerá la Diócesis de Santander para ofrecer varios conciertos.

Dejar respuesta