El alcalde de Polaciones, Teodoro Ruiz, ha propuesto al consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, recuperar un parque de menhires en su municipio para dinamizar la actividad turística y así evitar el despoblamiento que sufre, sobre todo en los meses de invierno, cuando el número de vecinos se reduce a la mitad.   

Martín y Ruiz también han estudiado la posibilidad de rehabilitar algunas cabañas para convertirlas en albergues.

En el encuentro, del que ha informado el Gobierno, el consejero ha mostrado el interés por las iniciativas del alcalde y ha considerado esencial generar atracción turística para crear empleo y, en consecuencia, fijar y aumentar la población.   

Martín ha expresado su convencimiento de que los recursos naturales e históricos de Polaciones serán «importantísimos» para lograr el objetivo de evitar el despoblamiento, y en relación al proyecto del parque de menhires, ha propuesto realizar un estudio para poner en valor las diversas piezas catalogadas que están esparcidas por la localidad de Sejos y que datan de la Edad de Bronce.   

El conjunto de menhires de Polaciones, declarado Bien de Interés Cultural como zona arqueológica, está compuesto por grandes losas o estelas rectangulares con diversas representaciones y restos megalíticos que incluyen túmulos, estructuras circulares, lajas e hitos.

La función de estos menhires parece ser que era la de señalar y limitar zonas de pastoreo y crianza de ganado entre las antiguas tribus que vivían en la zona en torno al año 2.500 A. C., aunque también hay restos de carácter funerario de periodos posteriores.   

Entre estos menhires destaca el conocido como El Hitón y el Cromlech de Sejos, compuesto este último por cinco lajas de arenisco de unos 3 metros de longitud.

Otra de las iniciativas que se ha planteado para dinamizar el turismo en Polaciones es la de acondicionar como albergues diversas cabañas dedicadas al pastoreo, y así ofrecer la posibilidad de acudir a contemplar escenas naturales que se desarrollan en la zona, como la berrea, que tradicionalmente atrae a excursionistas y amantes de la naturaleza. Este proyecto se llevaría a cabo con la colaboración de las respectivas juntas vecinales.

Dejar respuesta