El Ayuntamiento de Santander ha puesto en marcha un dispositivo especial de seguridad ante la previsión de fenómenos adversos en el mar.

La costa cántabra estará en alerta roja por fuerte oleaje hasta el mediodía del miércoles cuando se esperan olas de seis metros y medio.

De esta forma, el Consistorio santanderino mantendrá cerrada al tráfico rodado -excepto residentes- la Avenida de Manuel García Lago y restringirá los accesos al mini zoo de la Magdalena y al aparcamiento del Camello.

El operativo preventivo permanecerá activo, en principio, hasta mañana miércoles pudiéndose ampliar mientras sea necesario, en función de la evolución meteorológica.

La recomendación general a la población es que no se acerque a la costa y en determinadas zonas será necesario tomar precauciones adicionales por lo que pidió prudencia y responsabilidad a todas las personas que se están acercando a contemplar la fuerza del mar, ante el riesgo que supone.

Dejar respuesta