Fernando Masaveu Herrero ha aumentado su participación en Liberbank por encima del 5%.

En concreto, Masaveu ostenta ahora un 5,610% del capital social, por encima del 5,568% comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en julio de 2014.

Mientras, el consejero delegado de la entidad, Jesús María Alcalde Barrio, ha adquirido 1.600 acciones a un precio unitario de 1,131 euros, situando su participación en el 0,002%.

A principios de diciembre pasado, Oceanwood Global Opportunities Master Fund incrementaba su presencia en la entidad hasta el 1,454% del capital, desde el 0,998% de noviembre.

En dicho mes, Liberbank rebajaba su autocartera hasta el 0,320%, desde el 2,094% alcanzado en julio.

Liberbank cerró este martes en los 1,20 euros (2,56%), clavando los 0,40 euros a los que partió en bolsa teniendo en cuenta el contrasplit realizado hace dos semanas.

Una agrupación de títulos que no le ha sentado bien a la cotizada dirigida por Manuel Menéndez, dado que se deja casi medio euro desde que la llevara a cabo el pasado 11 de enero.

Hasta el punto que ha llegado a cerrar por primera vez en su corta historia bursátil -debutó el 16 de mayo de 2013 disparándose en su primer cambio un 37,5%-, pese a que sigue siendo uno de los valores bancarios favoritos entre los analistas por una posible operación corporativa.

Esta misma semana, Liberbank ha obtenido el certificado ISO 22320:2013 sobre Gestión de Emergencias que concede Applus+, y que reconoce la capacidad de la entidad para la gestión y resolución de situaciones de emergencia en centros abiertos a la atención del público.

Según ha destacado Liberbank en un comunicado, la certificación supone un avance en las políticas implantadas por el banco, y que tienen por objetivo «la excelencia en materia de seguridad en los centros de trabajo».

Liberbank ha conseguido posicionarse como la primera entidad en España en lograr este certificado para sus oficinas de atención al cliente, en el marco de su «estrategia integral para mejorar la seguridad en los centros de trabajo».

Dejar respuesta