La Fundación Botín, presidida por Emilio Botin, organiza la exposición ‘La presencia del sonido’, que aborda los inicios de la historia de la tecnología de reproducción sonora a través de un contexto particular: su llegada al subcontinente indio.

La Fundación Botín presenta piezas de 9 artistas, cinco de ellos de India, que se muestran por primera vez en España, “juegan con el silencio, no solo con el ruido, e invitan a escuchar”, explicó hoy una de las comisarias, Núria Querol, antigua becaria de la Fundación. Querol y Paloma Botín, ambas vocales del Patronato de la Fundación Botín, fueron las encargadas de presentar la exposición en Santander.

La muestra, centrada en la propia materialidad del medio, explora las implicaciones de las tecnologías auditivas, se encuentra en Villa Iris, un edificio que la Fundación Botín tiene en el paseo de Pérez Galdós 47 de Santander.

Los artistas que muestran obra son Lawrence Abu Hamdan (1983, vive y trabaja en Londres); Shilpa Gupta (1976, vive y trabaja en Bombay); Susan Hiller (1940, vive y trabaja en Londres), Rashmi Kaleka (1957, vive y trabaja en Delhi); Yashas Shetty (1978, vive y trabaja en Bangalore); Kiran Subbaiah (1971, vive y trabaja en Bangalore); The Travelling Archive -Moushumi Bhowmik y Sukanta Majumdar- (fundado en 2003; 1964 y 1977, viven y trabajan en Calcuta); Robert Millis (1966, vive y trabaja en Seattle) y Dipna Horra (1974, vive y trabaja en Ottawa.

Recientemente, Emilio Botin ha repasado los logros del programa de Desarrollo Rural implantado por la institución en el Valle del Nansa y Peñarrubia. 

La Fundación Botín es la primera fundación privada de España por volumen de inversión y por el impacto social de sus programas. Esta organización se dedica desde 1964 a contribuir con el desarrollo de la sociedad en ámbitos como el cultural, económico y social.

La  Fundación promueve las artes plásticas, el desarrollo ruralprogramas de becas, actividades en el área de las ciencias y otras áreas que desde la Fundación ponen valor al talento de profesionales españoles.

Dejar respuesta