Correos ha emitido un matasellos y un fechador turísticos dedicados a la cueva de Altamira con los que dará a conocer, a través de la red postal, esta obra del arte rupestre y también al municipio de Santillana del Mar en el que se encuentra.   

El matasellos y el fechador se han presentado este martes en un acto en el Museo de Altamira, en el que han estado el director del Museo, José Antonio Lasheras; el alcalde de Santillana de Mar, Isidoro Rábago; el vicepresidente de la Federación Filatélica de Cantabria, Constantino Ruiz, y el jefe de oficinas de Correos en Cantabria, Fermín Orizaola.

Desde este miércoles, 5 de agosto, el fechador permanecerá en la oficina postal de Santillana de Mar y estará a disposición de todas las personas que lo soliciten. Mientras que el matasellos es de carácter conmemorativo del primer uso de la impronta turística de Altamira y ha sido concedido por Correos a petición del Museo.

El matasellos de Santillana de Mar reproduce uno de los bisontes que forma parte del conjunto pictórico de Altamira. Se trata de un macho que aparece de pie. En los laterales del matasellos aparecen dos signos denominados tectiformes o de arte esquemático que fueron pintados en la galería final de la Cueva. Además, se lee el nombre de Santillana del Mar.

El matasellos de Altamira posibilitará la difusión de la magna obra de nuestros antepasados y del municipio de Santillana a través de la red postal a cualquier lugar del mundo.

Este año, Correos, dentro de la serie Patrimonio Mundial, también ha emitido un sello dedicado a la Cueva de Altamira. Se trata de un sello muy especial con formato de hoja bloque. La hoja bloque cuenta con una innovación y es la incorporación de relieve en el sello con el objeto de acercar la reproducción filatélica a las características de las pinturas. El sello, por su parte, también es diferente ya que es circular.