Después de cinco días de competiciones en aguas de la Bahía y del Sardinero, se ha despedido este domingo la I Semana Internacional de Vela, una cita que aspira a situarse en el calendario anual para convertir a la capital cántabra en referente en el mundo de la vela.   

Organizada por el Real Club Marítimo, la Semana Internacional de Vela Ciudad de Santander ha congregado a 150 embarcaciones y alrededor de 220 tripulantes llegados de siete países diferentes: Noruega, Francia, Finlandia, Suecia, Dinamarca, Italia y España, durante cinco días de regatas y siete de actividad en tierra con los que “Santander ha rememorado el Mundial de 2014 y ha vuelto a demostrar su capacidad para acoger este tipo de eventos que movilizan un elevado número de visitantes, entre deportistas, equipos técnicos, familiares y público”, ha destacado el concejal de Deportes, Juan Domínguez.

Tanto él como la edil de Turismo y Relaciones Institucionales, Gema Igual, han felicitado a los deportistas, “no sólo a los que se vuelven a casa con medallas, sino también a los que se han esforzado y han luchado para dar lo mejor de sí, ofreciendo todo un espectáculo al público que ha presenciado las pruebas”.   

Además, han mostrado su agradecimiento a los voluntarios que, una vez más, “han desempeñado un papel fundamental y son parte indiscutible del éxito” de esta Semana Internacional de Vela, y  han trasladado su gratitud a los comerciantes que han ocupado las carpas instaladas en el área de Gamazo, aportando un atractivo adicional para deportistas y visitantes,, asi como a los hosteleros de Castelar que se han sumado a la cita con sus ofertas gastronómicas, y a todos aquellos músicos, artistas y clubes deportivos que han amenizado la semana con sus actuaciones, clases y exhibiciones en el escenario de Gamazo.  

Igualmente, han agradecido la implicación de los patrocinadores (Bergé, IFC, Freixenet, Radiotrans-Motorola, Viesgo, El Diario Montañés y Agua de Solares) y la colaboración del Gobierno de Cantabria, la Autoridad Portuaria de Santander, la Universidad de Cantabria, la Federación Cántabra de Vela y el CEAR.