Manuel Menéndez, CEO de Liberbank, ha pronosticado que el crédito permanecerá estable en 2015 y 2016, excepto en el segmento de empresas, en el que avanzará ligeramente.

Menéndez ha indicado que la banca se enfrenta a muchos retos durante el ejercicio 2015-2016, entre los que ha destacado el entorno de bajos tipos de interés, situación que obligará a las entidades a ser más rentables y sostenibles.

“Estamos tratando de defendernos en este entorno compitiendo. Esperamos una evolución favorable del margen de intereses en 2015 de dos dígitos, al igual que en 2014″, ha indicado durante su intervención en el XXII Encuentro del Sector Financiero, organizado por ABC y Deloitte.

También ha recordado que Liberbank es un banco líder en los territorios en los que está presente (AsturiasCantabriaExtremadura Castilla-La Mancha), y que está preparado para mejorar la rentabilidad y remunerar al inversor.

El consejero delegado también ha detallado que el segundo gran reto al que se enfrentará el sector es el de gestionar el desapalancamiento. Ha indicado que la formalización del crédito vivo “va a tardar en verse crecer” y ha destacado que la banca trata de mantener la actividad de creación de nuevo crédito y competir entre ella para captar la inversión sana que vaya surgiendo.

Según ha señalado Menéndez, otro de los retos que deberán afrontar los bancos será la aparición de los nuevos competidores, entre los que ha citado la irrupción del crowfunding, crowlending, pagos móviles, asesores de inversiones y cambio de divisas, así como los cambios que se están produciendo entre los clientes, que cada vez están más conectados, son nativos digitales, comparan entidades y productos, tienen presencia en redes sociales y están menos vinculados.