Se trata de un plan de choque de carácter extraordinario que conlleva la inversión de un millón de euros hasta final de año y que se suma a la acción continua de mejora de la calidad de vida que el equipo de gobierno promueve en los barrios de la ciudad.

Este programa “Se avecina” se divide en 3 niveles de intervención: en primer lugar, las actuaciones pequeñas, de detalle, que refuerzan e intensifican las que se desarrollan de forma cotidiana (bacheos, sustitución y reparación de pavimentos dañados en aceras y zonas estanciales, rebaje de bordillos, colación de barandillas, restauración e instalación de elementos de mobiliario urbano, refuerzo de señalización vertical y horizontal).

En segundo lugar, actuaciones de mayor calado como pueden ser obras de asfaltado, regeneración de espacios degradados, mejoras en las redes de abastecimiento y saneamiento, nuevos espacios verdes y áreas de juego o su ampliación, mejora de alumbrado, etc.

Por último, la implementación de acciones de choque en la limpieza viaria, eliminación de pintadas, acondicionamiento y reparaciones en instalaciones deportivas, tratamientos específicos zonas verdes o arbolado, entre otros.