El Ayuntamiento de Santander asfaltará en noviembre la calle San Fernando, unas obras que la Mesa de Contratación ha propuesto adjudicar a la empresa Senor por un presupuesto de 113.073 euros y un plazo de ejecución de un mes.

Así lo ha anunciado este domingo el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, quien ha explicado que, con carácter previo, se hará una programación de los trabajos con la Policía Local y las asociaciones de vecinos de la zona para que conozcan de primera mano cómo se van a desarrollar.

Díaz ha indicado que el proyecto, que afecta a una superficie de 8.510 metros cuadrados, contempla el saneamiento y pavimentación con mezcla bituminosa en caliente en la calle San Fernando, así como los ramales de entrada y salida a las rotondas de las cabeceras.

“Cumplimos así con una demanda de los vecinos de la Alameda de Oviedo y su entorno, renovando la calzada en una de las vías que articulan el tráfico hacia el centro de la ciudad, y favoreciendo, al mismo tiempo, que este vial mejore sus condiciones de seguridad”, ha remarcado.

Los trabajos consistirán en el fresado del pavimento en las zonas deterioradas del mismo, el reperfilado y refuerzo del firme, la extensión de una capa de rodadura de 5 centímetros y la señalización horizontal.

Díaz ha hecho hincapié en que el entorno de San Fernando, Vargas y Numancia está experimentando “una notable mejora de la calidad de vida” de sus vecinos, puesto que las obras de asfaltado que se van a llevar a cabo en la zona se suman a los proyectos que próximamente van a estar en ejecución o que ya han finalizado.

Entre ellos, se encuentran las escaleras y rampas mecánicas que unen la plaza de Numancia con General Dávila; la ordenación del tráfico en esa plaza para dotarla de mayor fluidez al tráfico y dar mayor seguridad tanto a los vehículos como a los peatones; y el centro cívico de Numancia, que ya está a disposición de los vecinos del barrio.

Además, ya está en ejecución la conexión peatonal, a través de una pasarela, de la calle Alta con la bahía de Santander y el nuevo paseo marítimo que también se encuentra en obras en Castilla-Hermida, y en el mes de noviembre se iniciarán los trabajos para la instalación de rampas y escaleras mecánicas entre la Alameda de Oviedo y la calle Alta.