Gracias al Plan de Movilidad Ciclista de la Universidad, financiado por la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, 17 bicicletas eléctricas ya circulan por el campus de la Universidad de Cantabria (UC).

Hasta el 28 de abril, seis estudiantes, cuatro miembros del profesorado y siete del personal administrativo y de servicios están experimentando las funcionalidades y ventajas de la movilidad en bicicleta eléctrica plegable.

Rim Bouzgarrou, miembro de la Oficina de Proyectos Europeos y una de las usuarias que experimenta este método de transporte, explica que, además de sostenible, es una manera para desplazarse “bastante más rápida que el autobús” y pone como ejemplo el trayecto que ella realiza de casa al trabajo.

“Desde el centro de Santander hasta el campus de Las Llamas, yendo por la calle Camilo Alonso Vega, se tarda entre 10 y 15 minutos”, indica. También explica que el motor eléctrico es una “ayuda en las cuestas” y para “evitar entorpecer el tráfico de los coches”.

A través de Autoservicios de la web del Servicio de Deportes, o en el Campus Virtual en el caso de ser estudiante, puede solicitarse alguna de las bicicletas eléctricas del Plan de Movilidad Ciclista de la Universidad para las próximas quincenas.