El Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (MUPAC) ha iniciado su calendario de exposiciones temporales para 2015 con la inauguración de ‘El arte de la luz’, una muestra dedicada a los yacimientos arqueológicos de Siega Verde y del Valle del Côa, el conjunto más importante de arte rupestre paleolítico al aire libre de la Península Ibérica. 

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Miguel Ángel Serna, ha asistido a esta inauguración y ha destacado el “intenso calendario de actividades complementarias” que el Gobierno de Cantabria está impulsando en este Museo, y que favorece “la difusión de nuestro patrimonio además de atraer a un público más amplio y diverso”. 

En este sentido, ha remarcado que esta nueva propuesta expositiva continúa la labor realizada el año pasado, cuando se exhibieron dos exposiciones, una sobre el libro ‘Les Cavernes de la Région Cantabrique’ y ‘Mi tiempo en la prehistoria. Atrapado en sus redes’ de Ludovico Rodríguez. 

A ello se añaden los ciclos de conferencias sobre arte prehistórico, el ciclo ‘La pieza del mes’, así como distintas campañas destinadas a los colegios. “Todas estas iniciativas, continuo diciendo, han hecho del MUPAC un centro cultural vivo con un amplio programa de actividades”, ha dicho Serna. 

En la inauguración, el consejero ha estado acompañado por el director general de Cultura, Joaquín Solanas; el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Santander, César Torrellas, y el director de la Sociedad Regional de Educación, Cultura y Deporte, Víctor González. 

Gema Alonso, gerente de la Asociación Caminos de Arte Rupestre Prehistórico, ha indicado que esta exposición, que estrena su itinerancia en Santander, está compuesta de 17 láminas y ha sido realizada en el marco del Plan de Puesta en Valor de la Zona Arqueológica de Siega Verde y su centro de interpretación y diseñada por la Asociación para el desarrollo de la Comarca de Ciudad Rodrigo (ADECOCIR). 

“Esa actividad promocional busca acercar al mayor número de personas este yacimiento que es la mayor galería de arte rupestre al aire libre de Europa, aproximándonos a tiempos prehistóricos, que emergen 10.000-25.000 años después, en los que aún no existían límites entre los pueblos”, ha señalado Gema Alonso.