La estación de esquí-montaña Alto Campoo contará el próximo verano con uno de los trazados de tirolinas más largo de España.

Se han estudiado dos opciones que sumarían una longitud de 1,6 kilómetros, según ha informado este sábado el Gobierno de Cantabria. El recorrido 1 tendría una longitud de 600 metros que partiría desde la Cafetería El Chivo, cruzando la balsa de innivación, con una altura máxima de 65 metros sobre el suelo. Desde ese lugar se iniciaría el recorrido 2, de 1.000 metros de longitud, que transportaría a los clientes hasta el entorno del Edificio Multiusos, en la parte baja de la estación, con una altura máxima de 60 metros sobre el suelo.

Desde el Gobierno se destaca que este proyecto, que se enmarca en una planificación de nuevas actividades de ocio y aventura que la empresa CANTUR está desarrollando en consonancia con un plan de gestión de biodiversidad, supondrá “un valor añadido al atractivo turístico de la estación siguiendo la actual tendencia de los resorts de nieve más importantes”.

Según ha manifestado el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, la implantación del sistema de tirolinas en Alto Campoo tiene como objetivo dotar de un nuevo atractivo a la instalación turística, mediante la ejecución de una infraestructura de aventura de gran aceptación entre los visitantes. Además puede funcionar tanto durante la temporada de esquí como fuera de ella.

Martín ha añadido que la estación de esquí-montaña de Alto Campoo tiene “un importante margen de mejora” en lo que respecta a la desestacionalización de las actividades turísticas, de ocio aventura, conocimiento del medio, ecológicas y deportivas.

“Siendo conscientes de que la actividad deportiva del esquí es el principal foco atrayente de visitantes, es necesario aprovechar el potencial de nuevas actividades de ocio que puedan implantarse en su entorno y que puedan desarrollarse a lo largo de todo el año”, ha señalado el consejero y presidente de CANTUR.

El Gobierno aclara que, a la vista de las figuras de protección ambiental aplicables a la cuenca en la que se ubica la estación, la implantación de algunas actividades de ocio-aventura “puede implicar alguna complejidad, si bien guardando las cautelas necesarias y poniendo en marchas las medidas de mitigación de impacto ambiental, algunas de ellas pueden llevarse a cabo, y convertirse en un referente de la instalación y en un potente foco de atracción de visitantes al valle”.

Es el caso de las tirolinas, instalaciones que originariamente se concibieron como medio de transporte de personas y mercancías en lugares de muy difícil acceso y que están experimentando un potente desarrollo como herramienta turística en los últimos años.