El Festival Internacional de Santander (FIS) acoge este miércoles, día 23, la presentación del documental ‘Dancing Beethoven’, de la realizadora madrileña Arantxa Aguirre, la segunda de las citas del Ciclo de Proyecciones y Coloquios.

La película narra la preparación de la Novena Sinfonía de Beethoven presentada en Tokio por el Béjart Ballet Lausanne y el Ballet de Tokio, acompañados de la Orquesta Filarmónica de Israel, dirigida por Zubin Mehta. Tras la proyección se celebrará un coloquio en el que participará su directora.

La sesión tendrá lugar en la Sala Pereda del Palacio de Festivales de Cantabria, a las 20.30 horas, con entrada libre hasta completar el aforo, ha informado la organización en un comunicado.

El documental, grabado “desde dentro” y premiado con la Espiga de Plata en la sección ‘Tiempo de Historia’ de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (SEMINCI), en 2016, acerca la historia de esta obra, los retos de esta representación multicultural, los ensayos con el trabajo metódico y exigente de los bailarines y la colaboración entre la formación suiza, el Ballet de Tokio y la Orquesta.

Una colaboración “fascinante que encierra muchos niveles de complejidad y que consigue crear uno de los eventos coreográficos de mayor éxito e impacto del siglo XXI”. El trabajo refleja un ‘coctel artístico’ donde está muy latente la mezcla de culturas, de razas y la diversidad.

Según ha explicado Aguirre, una producción que se desarrolla en dos continentes, a lo largo de varios meses, suele ser “una aventura muy complicada”. “Si además estás trabajando en torno a un hito de la cultura universal, como es la Novena Sinfonía de Beethoven, el nivel de dificultad se dispara”.

Pero lo “más difícil”, como en todo documental que acompaña un proceso real en vez de filmar un guión escrito de antemano, ha sido ser capaz construir una historia que mantenga el interés del espectador de principio a fin, ha recalcado la realizadora.

‘Dancing Beethoven’ se ha estrenado comercialmente en salas de Alemania, Suiza y Austria y actualmente lleva 16 semanas proyectándose en los cines Balmes de Barcelona.