BlackRock Investment Management se ha hecho con el 0,53% de las acciones de Liberbank.

Gracias a esta inversión, el ‘hedge’ del mayor inversor mundial en la banca española se convierte en el mayor bajista de la entidad que lidera Manuel Menéndez.

La gestora estadounidense apuesta a la baja en el banco resultante de la integración de Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria en un momento de indefinición de la cotización.

En 2016, Liberbank ganó 129 millones de euros, un 0,2% más, después de una provisión de 136 millones por el riesgo de la eliminación de las cláusulas suelo. Además, el margen de intereses y las comisiones cayeron un 8% y un 1% respectivamente.

En el plano comercial Liberbank crece en crédito neto (+1,5%), depósitos (+1,7%) y fondos de inversión (10,7%), pero lo ingresos siguen cayendo: el margen de intereses un 8,1%, a 454 millones, y la facturación por comisiones un 0,3%, a 182 millones.

Las grandes cifras del grupo han tenido una acogida tibia en el mercado, donde Liberbank sube cerca de un 5% en lo que va de año, pero sí han provocado la reacción de uno de sus consejeros, Luis Masaveu, que ha adquirido la pasada semana 120.000 títulos de Liberbank, a un precio de 1 euro por acción.

Ahora, el movimiento de BlackRock -que también cuenta con una importante posición corta de 0,60% en Banco Popular- podría disparar las posiciones cortas sobre Liberbank hasta los niveles más altos desde diciembre de 2015 y supone un cambio de rumbo.

Según refleja la última revisión de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), las posiciones bajistas sobre Liberbank han pasado del 1,23% al 1,03%, lo que supone el porcentaje más reducido del año.

Dejar respuesta