Correos ha emitido un sello para conmemorar el Año Jubilar Lebaniego que, con una tirada de 260.000 ejemplares, «hará que hogares de todo el mundo conozcan que en Cantabria se está celebrando algo importante».

Así lo ha señalado el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio del Gobierno de Cantabria, Francisco Martín, en la presentación del sello que tuvo lugar la pasada semana en el Monasterio de Santo Toribio de Liébana.

En el acto de presentación han intervenido, además del consejero, el obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge; el presidente de Correos, Javier Cuesta Nuin, y el guardián superior del Monasterio de Santo Toribio, Juan Manuel Núñez. Martín ha agradecido a Correos su participación en la promoción del Año Jubilar Lebaniego y hacerlo a través de este sello. «No hay nada más universal que una carta», ha destacado el consejero, para quien la presentación del sello en una fecha tan propicia para enviar cartas postales como la Navidad «ayudará a que la imagen y la conmemoración del Año Jubilar Lebaniego se promocione en España y fuera de España».

La imagen del Monasterio de Santo Toribio y del ‘Lignum Crucis’ (la reliquia que guarda el trozo más grande que se conserva en el mundo de la cruz donde murió Jesucristo) junto con el logo del Año Jubilar Lebaniego son las tres imágenes protagonistas del diseño del sello, incluido dentro de la serie ‘Efemérides’

Éste forma parte de un Pliego Premium, una pieza filatélica singular y de especial calidad, en el que se reproduce una parte de la Puerta del Perdón y que enmarca una serie de 20 sellos.

En el pliego, asimismo, se incluye un texto que explica que se denomina Año Santo Lebaniego a cada año en el que el 16 de abril, festividad de Santo Toribio, cae en domingo y que ilustra sobre el origen de la conmemoración en 1512 y de la trascendencia histórica del Monasterio de Santo Toribio como lugar de peregrinación cristiana desde la Edad Media.

«Poner en valor el monasterio y el Año Lebaniego es tarea de todos», ha recordado Francisco Martín, al insistir en su agradecimiento a Correos y, también, «al Obispado y a los guardianes de Santo Toribio, a los alcaldes de Liébana y a los hosteleros de la comarca».

«Está siendo un año muy intenso con más autobuses y peregrinos que nunca y ello se debe al trabajo de todos», ha señalado tras recordar que el evento encierra una base religiosa, pero, también, «tiene muchos componentes culturales y turísticos».