Un total de seis conciertos de distintos géneros musicales conforman el ciclo ‘En los caminos del norte’, incluido en la programación del Año Europeo del Patrimonio Cultural 2018.

El ciclo, organizado por la Consejería de Cultura en colaboración con Acción Cultural Española, se celebrará en los municipios de Santander, Piélagos, Noja, Castro Urdiales, Comillas y Santoña.

La programación, que fue presentada en rueda de prensa por la directora de Cultura, Eva Ranea, y el director de Acción Cultural Española, Eduardo Fernández, se desarrollará hasta el 8 de diciembre.

El grupo ‘Hihglander’ fué el encargado de iniciar el ciclo, con una actuación en el centro cultural ‘Los arenales’, Biblioteca Central de Cantabria.

La segunda, el 23 de noviembre, correrá a cargo del dúo ‘Artcos’, que ofrecerá un recital en el centro cultural Quijano, de Piélagos; y al día siguiente, 24, Alium Dúo actuará en el Palacio del Albaicín de Noja.

En el mes de diciembre, el Coro Joven de Santander actuará el día 1 en la iglesia Santa María de la Asunción de Castro Urdiales. El ciclo incluye también actuaciones de pop y rock a cargo de los grupos ‘The Spanish Peasant’, el día 8, en el centro cultural El Espolón de Comillas, y ‘Pánico folk’, en el Teatro Casino Liceo de Santoña a las 20 horas.

La iniciativa se enmarca dentro del proyecto ‘Desarrollo, Cultura y Patrimonio’, que lleva a cabo Acción Cultural Española, y tiene como fin «promover el desarrollo a través de la cultura en entornos con alto valor patrimonial», señaló Ranea, que ha recordado que el programa general, que se desarrollará hasta finales de año, contiene un total de 72 propuestas que llegarán a quince localidades.

Explicó también que este marco de actuación quiere integrar un conjunto de proyectos culturales y creativos de carácter multidisciplinar, basados en principios de cultura colaborativa que se generan tomando como base el «potencial de crecimiento que ofrecen el patrimonio material e inmaterial a la vida de los territorios».

Por su parte, Eduardo Fernández señaló que, atendiendo al interés que supone la celebración del Año Europeo del Patrimonio Cultural 2018, se ha buscado también «contribuir en la promoción del desarrollo regional a través de la cultura en entornos con alto valor patrimonial».

Con este ciclo de conciertos de jóvenes intérpretes de calidad, ha continuado, «se favorece el intercambio de experiencias culturales y se potencia el interés hacia estos entornos en los que se van a desarrollar, de manera que acercando la música a espacios no habituales podamos disfrutar, proteger y promover el patrimonio».