La compañía de danza de la coreógrafa Sol Picó presentó en el viernes en el Palacio de Festivales el espectáculo ‘Dancing with frogs’.

En ‘Dancing with frogs’ se reflexiona, cuestiona y analiza el mundo de la masculinidad, esa otra mitad, el complemento biológico de lo femenino.

La nueva producción de la coreógrafa Sol Picó cambia de registro y se centra en el hombre. La artista se pregunta cómo vive, siente, acciona, sufre y se relaciona con el mundo el hombre del siglo XXI con el mundo.

¿Qué es lo masculino sin lo femenino?, ¿Hay límites entre ellos?, ¿Cómo debe ser un hombre?, ¿Qué hay que hacer para ser uno?, ¿Es igual que siempre o algo ha cambiado?, … Sol Picó baila con sapos o con lumbersexuales, neo-macarras, metrosexuales y andróginos en una aventura que define como “ácida, sucia, gamberra y tragicómica”.

El espectáculo, una coproducción de Mercat de les Flors, Festival Temporada Alta 2017, tuvo una duración de una hora.

Coreógrafa y bailarina residente en Barcelona, Sol Picó fundó su propia compañía en 1993, con la que ha desarrollado su personal lenguaje. Con más de 30 espectáculos, muchos de ellos galardonados, como Bésame el cactus, La Dona Manca o Barbie Superstar, El Llac de les mosques.. En 2004 recibió el Premi Nacional de Dansa de la Generalitat de Catalunya y en 2016 el Premio Nacional de Danza otorgado por el Ministerio.