El Museo de Altamira acogerá este mes de enero dos exposiciones temporales, una conferencia y varios talleres, tanto para adultos como para familias, entre otras actividades, todas ellas gratuitas con la entrada al museo.

Una de las exposiciones temporales, que podrá visitarse hasta el 31 de marzo, será ‘¡Quién!’, una instalación tridimensional de arte visual contemporáneo obra de la artista Andrea Juan que invita con ella al público a participar en un recorrido en el que descubrir quienes fueron los hacedores del arte de Altamira.

La otra muestra que puede verse este mes en el Museo de Altamira, y hasta el 10 de febrero, es ‘Con sello propio’, que presenta una diversidad de documentos postales cuya temática es la prehistoria y en particular el arte rupestre.

El Museo explica en su web que la trascendencia y valor universal de la cueva de Altamira hacen que esté presente en el mundo filatélico desde muy temprano.

Así, un vistazo a sellos y documentos postales que se le han dedicado permite trazar su historia y relevancia a través de diversos hitos cronológicos, desde su descubrimiento hasta acontecimiento más recientes relacionados con el propio Museo de Altamira.

Pero no sólo se han emitido sellos en España sino que numerosos países también han utilizado Altamira como imagen de sus emisiones filatélicas.

Además, el visitante podrá ver aquellos sellos con imágenes de otros sitios con arte rupestre que comparten con Altamira estar en la Lista de Patrimonio Mundial. Y el 26 de enero, a las 12.00 horas, en el Salón de actos del museo, se desarrollará la conferencia sobre el ‘Proyecto Handpas’, una investigación cofinanciada por la Unión Europea en el marco del Programa Creativa.

Durante su desarrollo se ha procedido a la revisión y documentación mediante tecnología digital tridimensional del conjunto de manos paleolíticas en Europa.

En esta conferencia se presentan los resultados de los trabajos realizados en la península ibérica, con especial referencia a los obtenidos en la cueva de Altamira, donde la colaboración llevada a cabo entre los miembros del equipo de investigación del Museo y los responsables del proyecto, ha permitido ampliar notablemente el número de representaciones de manos conocidas en esta cavidad.