El Gobierno de Cantabria ha reconocido al cineasta cántabro Manuel Gutiérrez Aragón y al exministro y expresidente del Parlamento Europeo Josep Borrell con los primeros Premios Beato de Liébana, inaugurando «una saga» que, según el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, llegará a tener «gente muy importante».

El jefe del Gobierno autonómico ha pedido a los premiados que «no olviden nunca» que fueron los primeros y que «no fue difícil» para el Ejecutivo encontrar «otros más merecedores».

Los que primero escogió Cantabria fueron «un catalán y un cántabro, unidos porque son universales, porque defienden la justicia, porque son intelectualmente y moralmente intachables y son un ejemplo para todos», ha afirmado Revilla durante la entrega del galardón.

A su juicio, es «un acierto» institucionalizar estos premios de «extraordinario valor», que inciden en su «pelea» constante de explicar a la gente quién era Beato, hasta ahora «un gran desconocido» a pesar de que su figura y Liébana son «el origen de casi todo en la historia de España y de Europa».

Respecto de los premiados, Revilla ha destacado la «extraordinaria lucidez de Borrell» con un discurso, desde su condición de catalán y español, que «debería ser el guión para quienes en Cataluña quieren irse y para aquellos, en España, a quienes el diálogo no les interesa y solo recurren a jueces y tribunales».

De Gutiérrez Aragón ha destacado su trascendencia internacional en el mundo del cine y, después en la literatura, con «una dirección magistral» y premios y reconocimientos «en todo el mundo».