El Faro de Ajo, en el municipio de Bareyo, ya luce, tras la polémica, con la impronta multicolor del artista urbano cántabro Óscar San Miguel, conocido internacionalmente como ‘Okuda’, quien espera que la obra pierda su carácter temporal –por ahora está previsto que la torre luzca este colorido vestido un máximo de 8 años– y finalmente se perpetúe en el tiempo.

El artista ha reconocido que la polémica le ha «sorprendido bastante» pero, irónico, parece ver lo ocurrido como un ‘efecto colateral’ de la pandemia. «Supongo que porque hay mucho tiempo libre ahora con todo el tema de la pandemia y no hay fútbol y es una cosa de la que hablar», ha dicho.

Además, Okuda espera que, finalmente, la intervención artística finalmente deje de tener fecha de caducidad, que ahora mismo es de un máximo de ocho años.

«Yo espero que eso cambie, de aquí a ese momento y ya está. Normalmente yo las obras que hago en el espacio público quiero que duren para siempre», ha dicho Okuda en la inauguración de la transformación del Faro, en la que ha estado acompañado por, entre otros, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; el alcalde de Bareyo, José de la Hoz, y el presidente de la Autoridad Portuaria de Santander (APS), Jaime González, quienes se han felicitado del resultado final de la obra.

Sobre la caducidad de la obra, González ha recordado que el Ayuntamiento y la APS han firmado un convenio en el que se indica que la actuación tiene una duración de 4 años, más otros cuatro renovables año por año si las partes están de acuerdo. «Es todo lo que puede decir. Finalmente, acabados los ocho años no hay nada previsto, por lo que, si nada cambia, el Faro volvería a ser blanco», ha indicado.

Aunque por ahora la obra es temporal, el artista se ha mostrado «muy contento» de haber podido, finalmente, plasmar su sello en este faro después de que la aparición de voces críticas que expresaban su rechazo a que éste perdiera su tradicional color blanco e, incluso, ponían en duda que pudiera seguir ejerciendo su función de vigía, la cual se mantiene.