Un total de 52 voluntarios han recogido 37 kilos de residuos en la playa de Amió, en Pechón, en el municipio cántabro de Val de San Vicente, dentro de la iniciativa Mares Circulares de Coca-Cola.

La campaña cuenta con la colaboración del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el Gobierno regional, el Ayuntamiento de Val de San Vicente y otros de la región, la empresa pública MARE, el CIMA y la Asociación Chelonia, entre otros.

El proyecto persigue recoger el equivalente al 100% de los envases que Coca-Cola pone en el mercado para que no terminen como residuo, especialmente en los océanos. Parte de los residuos recogidos en esta actividad serán reintegrados en la cadena de valor de la empresa con el objetivo de trazar una hoja de ruta hacia la economía circular.

El fin último, además de eliminar de las playas los residuos existentes, es sensibilizar y concienciar a la ciudadanía y visitantes sobre la importancia de mantener limpios los espacios marinos.

Los 52 voluntarios participantes en la actividad del pasado jueves en la playa de Amió son del IES José Hierro de San Vicente de la Barquera.

A lo largo del año Mares Circulares ha llegado a tres playas cántabras, también a Berria (Santoña) y Luaña (Alfoz de Lloredo) y en total, junto con la de Pechón, se han recogido 319 kilos de residuos gracias a 178 voluntarios.